ILUSTRACIÓN __ LA PÁGINA DE GUARDIA

relato ilustrado

Lá página de Guardia. 4ª Ilustración de la serie de ocho basadas en la obra Relatos con Abrelatas del escritor Ricardo Guadalupe. En éste caso, acompaña al relato del mismo nombre.

Como es habitual, acompaño la ilustración con el relato.

LA PÁGINA DE GUARDIA

“Me metí a guardia jurado porque en la garita podría leer todas las noches. Sólo en algunos momentos, ante la emoción de mi compañero describiendo los palos que había repartido en tal o cual sitio, me sentía obligado a soltar un sonido de admiración mientras pasaba la hoja del libro.

Una noche, después de terminar seis capítulos, Julio seguía sin volver de hacer la ronda; así que decidí mirar de reojo a través de la cámara de seguridad. Allí estaba él, afuera. Tenía el cogote más hinchado que de costumbre y retiraba a patadas unos cartones amontonados en la fachada del edificio.

Cuando de entre los cartones asomó un segundo brazo, la puerta de la garita ya había quedado abierta a mi paso y yo ya oía los quejidos cada vez más cerca. En cuanto nos tuvimos a la vista, Julio se detuvo. Miraba juntando las cejas el modo en que yo, en mi avance, llevaba al frente la porra,  sujetada por ambas manos como si se tratara de un cirio. Sus orificios nasales venteaban bien abiertos;  y por ahí sentí yo que mi voluntad se esfumaba.

-Apártate de él – dije todavía.

Me hizo caso. Ahora arqueaba la espalda hacia mí.

-Vamos- empecé; desviando luego la dirección de la puntera de mis zapatos – , ¡déjamelo a mí!

Agaché los ojos hacia el bulto del suelo, evité a Julio y elegí  un muslo semicubierto por un cartón para descargar mi golpe. El consiguiente grito no fue mayor que el mío pidiendo  a Julio que me cubriera desde la garita. Esperé durante un pestañeo hasta escuchar alejarse las pisadas  de mi compañero, para entonces agacharme y levantar del pavimento una cara ennegrecida, a la que puse delante un billete azul que actuó como calmante. Con la misma cadencia de movimientos, cerré su puño en torno al billete, que quedó teñido entre sus dedos, y le icé por las axilas, sin que pudiera evitar mancharme al acompañarlo a un banco del otro lado de la calle.

Hice tiempo aseándome en el lavabo antes de llegar hasta la puerta entreabierta de la garita. Por la rendija vi algo que me tranquilizó. Julio estaba curioseando el forro de papel de cómic de mi libro.

El interior es otro– dije ya dentro con una media sonrisa -, muy diferente.

Se levantó pesadamente, de manera que no me costó esquivarle, agarrar el libro abandonado y darle la espalda en mi silla giratoria.

Un momento después noté en el hombro un cómplice apretón de su manaza.

Callado, me quedé releyendo varias veces la página que tenía delante, sin capacidad para pasarla”.

No os perdáis la interesante explicación del autor sobre el relato además del conjunto de relatos completo.

Un pensamiento en “ILUSTRACIÓN __ LA PÁGINA DE GUARDIA

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja tu comentario. Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s